31 enero 2011

Quiero leer!!!!!!

Vale, sí, es una excusa el decir que no tengo tiempo para leer.
Y la verdad me engaño a mí misma. Llevo intentando retomar el hilo del fantástico libro que me ha prestado mi amiga Gema un siglo. Seguro que habéis oído hablar de él, me refiero a "El tiempo entre costuras" de María Dueñas. Es un libro que me encanta, me emociona cuando me pongo a leerlo, pero me está costando acabarlo por lo vaga que soy con la lectura. Cuando me pongo a leer, a las tantas de la noche, abro el libro, leo tres renglones y me quedo dormida.
Pero este fin de semana que me he ido de viaje a la playa he dicho, se acabó. Y como yo viajo en autobús, tanto a la ida como a la vuelta lo he ido leyendo y anoche me acosté a las dos y media de la madrugada porque no podía parar de leerlo. Espero terminarlo esta semana.
Por esa razón me da tanto apuro que me presten los libros, porque suelo devolverlos muy tarde y porque me gusta comprármelos, porque así no tengo que tener tanto cuidado y puedo llevarlo en el bolso que está lleno de cosas o bajarlo a la playa o subrayarlo o ponerle notas y casi siempre lo suelo destrozar, pero como es mío da igual.
Son adictivas esas tardes en la Casa del Libro o en la Fnac hojeando libros y más libros. Leerme la parte de átrás para saber más o menos de qué va, recordar los que ya me he leído, buscar esa recomendación que he oído en alguna parte o a ese autor que me encanta como escribe. Y esa parte de mí que antes se leía los libros a pares quiere comprarse 200, y la de ahora dice "deja de comprar más libros y termina todos los que tienes a medio leer"...
Así que manos a la obra... ¡a leer!
Ah, os dejo un vídeo que grabé este fin de semana mientras leía en la playa y las hojas eran movidas por el viento. Me pareció muy bonito.
Un besito para tod@s.
g.
video

23 enero 2011

Tener tiempo o no tenerlo... that´s the question!


Nada tengo que decir de lo bien que sabe mi desayuno del domingo. Mi café con leche con un poquito de canela acompañado de un buen vaso de zumo y una de mis magdalenas de mandarina. Que por cierto, ya la he encontrado, es la magdalena perfecta (por mucho que mi cuñada se ría de mí cuando lo digo). Ha sido después de un tiempo de buscar y buscar la receta, que la he encontrado en esta maravillosa web www.elrincondebea.com. Es una gran repostera, que prepara unos postres increibles. Que buenas están.

Eso de poder desayunar tranquilamente, en casa, sin prisas, ... no tiene precio. Es lo mismo que mi infusión de rooibos a media tarde... ummmmm, pararte a respirar ese aroma tan relajante...Son esos momentos que sólo se disfrutan el sábado o el domingo porque entre semana es imposible. Es imposible, incluso pararse y respirar. Tomarse unos segundos para preguntarnos, "qué tal Gema, ¿como va el día?" A veces no nos hablamos ni con nosotros mismos. Por eso doy tanta importancia a mis pequeños momentos de mi desayuno o mi infusión del fin de semana. Aunque cada día en la ofi yo tengo 5 minutitos sólo para mí. (creo que te lo puedes permitir siempre y cuando cumplas con lo que tienes que hacer, ¿no?)
La ínspiración y la relajación ultimamente me la dan el cocinar, dibujar, hacer punto, navegar por internet, entrar en páginas web de gente que con sus manos hace cosas increibles. Como ejemplo os dejo una página web que me encanta http://www.ishtarolivera.com/blog/ y que con sus tutoriales enseña a hacer cosas muy chulas. Y tanto si domináis el inglés como si no, os animo a entrar en esta página en la que te comerías las fotos, sólo hay postres y se llama www.bakerella.com, impresionante.
Así que teniendo en cuenta lo dicho, muchas gracias por leer mi blog, eso significa que te estás tomando 2 minutos para desconectar.

Un besito para tod@s 
g.

14 enero 2011

¡NO TE DETENGAS!


 


NO TE DETENGAS

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,

sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.

No te dejes vencer por el desaliento.

No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,

que es casi un deber.

No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.

No dejes de creer que las palabras y las poesías

sí pueden cambiar el mundo.

Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.

Somos seres llenos de pasión.

La vida es desierto y oasis.

Nos derriba, nos lastima,

nos enseña,

nos convierte en protagonistas

de nuestra propia historia.

Aunque el viento sople en contra,

la poderosa obra continúa:

Tu puedes aportar una estrofa.

No dejes nunca de soñar,

porque en sueños es libre el hombre.

No caigas en el peor de los errores:

el silencio.

La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes.

Huye.

"Emito mis alaridos por los techos de este mundo",

dice el poeta.

Valora la belleza de las cosas simples.

Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,

pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.

Eso transforma la vida en un infierno.

Disfruta del pánico que te provoca

tener la vida por delante.

Vívela intensamente,

sin mediocridad.

Piensa que en ti está el futuro

y encara la tarea con orgullo y sin miedo.

Aprende de quienes puedan enseñarte.

Las experiencias de quienes nos precedieron

de nuestros "poetas muertos",

te ayudan a caminar por la vida

La sociedad de hoy somos nosotros:

Los "poetas vivos".

No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas ...

Walt Whitman (1819-1892)